Blogia
mirarnos

Derecho al agua

Preocupados con los problemas acerca del agua, organizaciones de todo el mundo enviaron esta semana un documento a Louise Arbour, comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. El documento contiene la firma de 165 organizaciones de 45 países y pide que la organización ponga en marcha una serie de herramientas que hagan efectivo el derecho humano al agua. En el documento presentado por las organizaciones se celebra la consideración por parte del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas -en noviembre de 2002-, del agua como un elemento indispensable para la dignidad humana y un "prerrequisito para la realización de otros derechos humanos" como un paso necesario a favor de la materialización del Derecho Humano al Agua. Sin embargo, se apunta, esto no es suficiente para resolver la necesidad de un nuevo instrumento vinculante que siente las bases hacia la implementación y realización total de este derecho. El Derecho Humano al Agua está reconocido en tratados internacionales, declaraciones y leyes ordinarias que obligan a todos los gobiernos. No obstante, el trato que muchos de éstos instrumentos dan a este derecho consagrado, ha permitido que muchas naciones nieguen su existencia en la práctica y que actores no estatales (corporaciones trasnacionales e instituciones financieras internacionales) hagan un manejo del recurso con fines mercantiles. La mitad de la población mundial contrae enfermedades fatales o vive de una manera indigna por no poder acceder a un agua limpia. En este documento se afirma la responsabilidad en este sentido de todas las entidades, publicas y privadas. Asimismo se pide que tales entidades se sometan a mecanismos de reparación y compensación de todos aquellos que sean perjudicados. Se solicita además, al Consejo de los Derechos Humanos, la designación de un Relator Especial sobre el agua que promueva con rapidez la adopción de directrices sólidas que deberán seguir los estados en la implementación de este derecho. Todas estas directrices serán importantes para la implementación de una Convención Internacional del Derecho Humano al Agua.Se apuesta a que una afirmación sólida y clara sobre el derecho humano al agua desde la Oficina del Alto Comisionado pueda aliviar la falta de atención de los estados y la comunidad internacional en relación a las políticas sobre agua y complementar el trabajo de muchas organizaciones y activistas de todo el mundo por una justicia en la materialización de este derecho.

Fuente: REDES-Amigos de la Tierra Uruguay y la Comisión Nacional en Defensa del Agua y de la Vida

Disponible en : http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=27245 (20.04.07)

Más información:

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Daniela Scozziero -

DERECHOS AL AGUA
El artículo refleja claramente la lucha contra la violación de los derechos humanos, haciendo hincapié al derecho al agua.
El mismo habla sobre cuán indispensable es la misma para la dignidad humana, sin dejar de lado las consecuencias que trae consigo la falta de este líquido elemento, como por ejemplo enfermedades fatales o vida indigna por no poder acceder a un agua limpia.
Alguna de dichas enfermedades serían: el cólera, fiebre tifoidea, shigella, poliomielitis, meningitis y hepatitis A y E.
El estado debe cumplir la función de resguardar los derechos naturales: la vida, la libertad y la propiedad, hacer leyes y aplicar justicia, como bien aclara Locke en su desarrollo. Incluso para evitar el absolutismo, se propuso la división de poderes.
Por lo tanto, el estado enteramente, debe asegurarse del bienestar del pueblo. Por lo menos el cumplimiento de las necesidades básicas.
Es el estado el que debe proporcionar el acceso al agua limpia, transformándose de esta manera, en una vergüenza que organismos externos tengan que estar ocupándose de la satisfacción de esa necesidad, respetando los derechos, que precisamente imponen límites a las acciones del estado frente a la libertad.
Particularmente estoy a favor de este documento, ya que el agua debe ser accesible para todos por igual sin excepciones. Es un derecho inalienable e irrenunciable, indivisible e interdependiente. Nadie puede quitárnoslo u obligarnos a renunciar a él.
No debemos olvidar que este derecho es a su vez, una necesidad fisiológica que “debe” ser satisfecha. La misma se encuentra relacionada con cuestiones tan básicas como la supervivencia.
Si la misma no fuese satisfecha, ¿no estaríamos hablando acaso de violencia? ¿No sería uso indirecto de la fuerza impedirle a personas el derecho a la vida?
Visto desde un enfoque estructural podríamos decir que la sociedad en su conjunto, el aparato productivo, la distribución delos bienes y el sistema intervienen en dicha violación.
En síntesis, deberíamos tomar conciencia de los problemas que se están presentando.
Deberíamos valorar y respetar las necesidades y realizar, como en este caso, distintas campañas de concientización, para aportar un granito de arena para si, de apoco, llevar adelante nuestro país, puesto que el estado no se ocupa de lo que debiese.
Respetando y no violando derechos estamos, en simples palabras, valorizando la dignidad humana, aquel pensamiento y lenguaje que nos hace superior respecto a los demás animales.


* Daniela Scozziero - 3ro 2da
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres