Blogia
mirarnos

Murió el nene de seis años que había contraído cáncer por trabajar como esclavo

Murió el nene de seis años que había contraído cáncer por trabajar como esclavo

Un nene de seis años, que la semana pasada había sido internado por padecer un cáncer producto de manipular agrotóxicos, murió hoy en el Centro Gallego de la Ciudad de Buenos Aires.

La organización social La Alameda había denunciado a la Justicia que el chiquito fue internado semanas atrás en grave estado tras ser sometido al trabajo esclavo en la empresa avícola Nuestra Huella. El nene, identificado como Ezequiel Ferreyra, era oriundo de Misiones.

El chico había sido operado en dos oportunidades de un tumor cerebral, la última vez hace ocho días en el Centro Gallegos, el sanatorio ubicado en el barrio porteño de Balvanera y donde murió esta madrugada, a la 1.35.

"La corta vida de Ezequiel transcurrió la mayor parte de su tiempo entre la sangre y el guano de las gallinas, y manipulando venenos con elementos cancerígenos de la empresa para cumplir a rajatabla con los topes de producción que la patronal le imponía a su familia", dijo Gustavo Vera, de La Alameda.

El niño, expresó La Alameda en un comunicado, era explotado en la empresa Nuestra Huella desde los cuatro años, una situación que también padecen dos de sus hermanos menores. El pequeño había sido internado a fines de setiembre en la Clínica de Pilar, desde la que fue derivado a la Clínica del Centro de La Plata.

En ese lugar se le detectó un tumor cancerígeno en el cerebro, pero nuevamente fue derivado a otro centro de asistencia ubicado en la localidad bonaerense de Laferrere, donde los médicos lo operaron. Sin embargo, por decisión de la empresa avícola fue llevado al Centro Gallego y quedó internado en la sala de terapia intensiva.

Tomado de: http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2010/11/17/noticia_0070.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Respuesta a Paola -

Paola, gracias por acercarte a comentar. Acuerdo con vos en que es imposible una sociedad justa si no nos respetamos y creo que va más allá de las leyes: Creo que pasa por aprender a mirar, por aprender a escuchar y animarse a dar una mano. Hay tanta mirada clavada en montañas de estupideces que andan dando vuelta por el mundo cuando hay tanto niño pidiendo ser simplemente niño.
Un abrazo, Silvia

Paola -

Claramente es una muestra del poco respeto que se tiene por el ser humano, de la falta de evolución como sociedad.
Recorriendo la historia y repensándola es difícil entender que ya desde tiempos lejanos al nuestro la lucha respecto a estos temas haya estado tan marcada, al punto de tener que dictar (de manera imperiosa) Declaraciones, a través de Asambleas Constituyentes para que se cumplan derechos que deberían estar implícitos en cada ser humano.
Los motivos del dictado de la “Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano” de 1789 en Francia ponen en evidencia ésta necesidad. Transcribo un párrafo de la misma sobre la que me parece, es preciso reflexionar.

“Los representantes del pueblo francés, que han formado una Asamblea Nacional, considerando que la ignorancia, la negligencia o el desprecio de los derechos humanos son las únicas causas de calamidades públicas y de la corrupción de los gobiernos, han resuelto exponer en una declaración solemne estos derechos naturales, imprescriptibles e inalienables (…)”

Indudablemente el respeto por nuestros derechos es la base para la construcción de cualquier sociedad justa y digna.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres