Blogia
mirarnos

Adhesión de Rosario a la carta de la tierra

Adhesión de Rosario a la carta de la tierra

El Banco Mundial aprobó cuatro proyectos locales sobre gestión integral de residuos

En el marco de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, la Municipalidad de Rosario anunció esta mañana la aprobación por parte del Banco Mundial de cuatro proyectos sobre gestión integral de residuos del programa local “Máxima Reducción”, presentados oportunamente ante la Unidad Nacional para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos.


En este contexto, el intendente Miguel Lifschitz firmó, además, la adhesión al compromiso con la Carta de la Tierra, documento de carácter internacional suscripto por 400 ciudades del mundo que manifiesta el apoyo de los gobiernos locales a la conciencia ambiental. De esta manera, Rosario integra el grupo, junto a Resistencia (Chaco) y Bahía Blanca (Buenos Aires), de las tres únicas ciudades de la Argentina que adhirieron a este compromiso.

Compromiso ético fundamental

En cuanto a los cuatro proyectos que el Banco Mundial aprobó en mayo de este año para su puesta en marcha, se refieren a los siguientes aspectos: aprovechamiento de residuos reciclables, equipamiento para mejoramiento de la higiene urbana y separación en origen, recuperación de la fracción orgánica, y construcción de nueva planta de transferencia de residuos.

Dos de esos proyectos tienen un costo estimado en 4 millones y medio de dólares, cuyo 68 por ciento será aportado por el Banco Mundial al Estado Nacional mediante un préstamo. A su vez, el gobierno nacional subsidiará a la ciudad que lo ejecute, en este caso Rosario, mientras que el municipio colabora con el 32 por ciento restante.
Sobre el particular, Lifschitz dijo que “el compromiso ético es el aspecto fundamental de las políticas ambientales, del Estado y de las sociedades en su conjunto con el medio ambiente. Así lo hemos asumido en la ciudad desde hace varios años, donde venimos trabajando en forma silenciosa y sostenida con un objetivo claro y con metas precisas, desarrollando diversas tareas en diferentes ámbitos y en distintos lugares, pero todas coincidentes y con el mismo objetivo”.

“Uno de los aspectos más destacados -agregó-, que tiene que ver con el medio ambiente, es el manejo adecuado de los residuos producidos por los habitantes y por las actividades productivas que se desarrollan en la ciudad. En ese sentido, hemos tenidos dos objetivos fundamentales: por un lado darle tratamiento adecuado, desde el punto de vista técnico y ambiental, a la disposición final de los residuos; y por otro, la disminución de la cantidad de residuos que se llevan a la disposición final para reducir el impacto ambiental. Ese es el objetivo planteado en lo que tiene que ver con los residuos y en esa dirección vamos a avanzar con los proyectos que se acaban de enumerar”.

Rosario, un esfuerzo excepcional

Lifschitz también destacó los esfuerzos que hace la ciudad en procura del cuidado del medio ambiente: “Rosario tal vez sea una de las pocas ciudades del país que está enviando a la disposición final menos residuos de los que produce, porque hay una cantidad cada vez más importante que, por diversos mecanismos, va a los circuitos de reciclado, y ése es el camino en el que tenemos que seguir trabajando e insistiendo en conjunto con las comunidades de la región metropolitana, de tal manera que las soluciones en este sentido no sean sólo de la ciudad sino de la región”.

Carta de la Tierra

Con respecto al documento suscripto por el mandatario y en el que la ciudad adhiere al compromiso de construcción de la conciencia ambiental, el mismo señala que “la Carta de la Tierra constituye una declaración de principios fundamentales para la construcción de una sociedad internacional basada en la ideas de sustentabilidad, en el sentido de un compromiso ético con la naturaleza y la humanidad, que conlleva un hondo contenido de equidad intergeneracional, en busca de justicia social en el marco de la reafirmación de las instituciones democráticas”.
También enfatiza que “la Carta pretende que asumamos la responsabilidad ambiental en la cuota que nos corresponda, en el camino hacia la sustentabilidad, respetando la naturaleza, donde los derechos humanos a un ambiente sano, al agua, al alimento, a una vivienda digna, se interrelacionan e interactúan en un todo complejo que busca la supervivencia de la especie y el respeto de la dignidad del hombre”.

Nota completa: http://www.rosarionet.com.ar/rnet/locales/notas.vsp?nid=33627


Imagen: Frida Kahlo. Diego en mi pensamiento o El abrazo de amor del universo, la tierra (México), Diego, yo y el Señor Xolotl, 1949

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres